La Querencia: un poco de historia

Todo comenzó alrededor del año 1931.  La profesora Dolores Dabat, directora en aquellos años y los padres de alumnos tenían un sueño: contar con un recreo de deporte. Guillermo Bickham, uno de los miembros de la cooperadora,  pone a consideración  las condiciones ventajosas en que podría ser adquirido un terreno adyacente a la ciudad de San Lorenzo.  La propiedad no tenía mejoras apreciables, salvo una casa en ruinas que podría utilizarse como material de demolición. Ni árboles, ni cerco, ni pozo; ni  luz eléctrica. Pero era un terreno de casi 4 hectáreas, de forma regular y con buenos desagües al camino, cerca de la ruta a Santa Fe.  Hacían falta quince mil pesos.  No había dinero, pero sí el deseo de  realizar la obra que consideraban grande y buena. Estaban convencidos de que en pocos años multiplicarían el capital con esta compra.  Y en un arranque tan arriesgado como generoso, la Comisión Directiva votó por unanimidad la compra de la propiedad. Con una seña de dos mil pesos,  y una deuda de trece mil a pagar en siete años, la Asociación Cooperadora se hizo dueña del soñado campo.Los pensamientos se unificaban en saldar la deuda cuanto antes. Pero ¿cómo?  A las mamás de la Cooperadora y a la directora Dabat se les ocurrió la idea de organizar una  kermés. Docentes, directivos, personal, alumnos, ex alumnos, padres y amigos de la escuela se movilizaron con voluntad y desinterés reunidos en un significativo lema: “Para los niños”.
Con el dinero recaudado, en varias noches de festivales  en la escuela, se pagó la totalidad de la deuda y también se realizaron varios proyectos: se cercó con alambre tejido,  se construyó una casa,  un pozo de agua, hamacas, canchas de tenis y de básquet. Se plantaron cientos de árboles y flores.  Así nació LA QUERENCIA (lugar querido), nombre con el que bautizaron este campo de deportes, que fue el primero y, creemos también el único, para la comunidad de una escuela pública.

Fuente:
Escuela Normal Nº 2 Rosario/1910 – 1935. Memoria dirigida por Dolores Dabat. Publicaciones de “QVID  NOVD “  Suplemento  Nº22, tomo IV. Rosario: Pomponio, 1935. Capítulo XXXVII

________________________________________________________________________

LA BAÑADERA

La escuela usaba una bañadera, pero no para que se bañen las alumnas, sino para llevarlas de paseo. La Bañadera era el nombre que se le daba por aquella época a los ómnibus de transporte que tenían un techo desmontable. Este “auto de excursiones” realizaba a menudo paseos a los parques, jardines, fábricas, establecimientos diversos y a San Lorenzo, a LA QUERENCIA, el campo de deportes propiedad de la ASOCIACIÓN COOPERADORA,  que todo el alumnado de la escuela disfrutaba, junto a las maestras, profesores, directores y padres. El Gobierno de la Nación había reconocido su gran utilidad para complementar la enseñanza por lo que dotó a la escuela de un garaje para guardarlo.
El coche marca Lancia del año 1927, con capacidad para 40 personas había sido adquirido en  el año 1930 por la ASOCIACIÓN COOPERADORA en un remate judicial a muy bajo precio. Permaneció en funcionamiento hasta 1948, cuando su deterioro hizo imposible su uso sin riesgo para el pasaje.

Fuentes:
Escuela Normal Nº 2 Rosario/1910 – 1935. Memoria dirigida por Dolores Dabat. Publicaciones de “QVID  NOVD “  Suplemento  Nº22, tomo IV. Rosario: Pomponio, 1935. Capítulo XXXVII
Escuela Normal Nº2 Rosario/1910 -1960. Publicación dirigida por Isabel A. Shakespear. Rosario: Ferrazini, 1960. Capítulo III

________________________________________________________________________

Anuncios